Secciones

Translate this page!

Rufina Alfaro, la heroína panameña PDF Imprimir E-mail
Escrito por Antonio Alfaro de Prado   
Lunes, 16 de Febrero de 2009 18:51
  La controvertida heroína panameña Rufina Alfaro  

La gesta de Rufina Alfaro

El inicio de la independencia panameña se sitúa en el 10 de noviembre de 1821 cuando en la villa de Los Santos se levantó la población contra el dominio español. Cuenta la tradición que al frente de esta revuelta por la libertad estuvo Rufina Alfaro, una joven del pueblo, que se convirtió en el símbolo de la independencia nacional.

Aunque se discute su existencia, forma parte ya de la memoria popular e incluso oficial del país y se ha erigido en la villa de Los Santos un monumento en su recuerdo. De hecho, en la conmemoraciones del día de la Independencia en el 2002, la presidenta del país, Mireya Moscoso, depositó una ofrenda floral ante el busto de la heroína, durante unos actos en los que participaba la banda de música Rufina Alfaro.

En su memoria existe también en la provincia de Panamá, distrito de San Miguelito, el Corregimiento Rufina Alfaro.

Algunos diccionarios biográficos panameños se aventuran incluso a detallar qué hizo y cómo era esta joven:


Monumento a Rufina Alfaro
en La Villa de Los Santos (Panamá).
Fuente: La Prensa

Rufina Alfaro, de unos 22 años fue quien ingenió la estrategia que se empleó en la destrucción de la fortaleza cuartelaria, único sostén del Gobierno Colonial Español. De unos ojos negros rasgados, cabellera del mismo color, trigueña, alta y delgada. Nació en Las Peñas, distrito de Los Santos. Se desconoce la fecha de su nacimiento, pero se sabe que vivía con sus padres, donde se dedicaban a la crianza de gallinas para la venta y a labores agrícolas. Sabía leer y escribir y ordinariamente vestía de basquiña. El pueblo quedaba a dos millas de distancia y ella trabajaba el comercio de huevos y verduras en el pueblo. Conquistaba la simpatía de los soldados españoles porque además de su hermosa presencia se distinguía por sus finos modales y alegre charla que le permitía su ingreso a los elegantes salones de la sociedad. Ella conocía el profundo resentimiento popular que existía contra la Corona lo que la convenció de que debía actuar rápidamente para apoyar la gesta independentista. Para esa época se iniciaron las persecuciones, se amordazó a la prensa y se amenazó a los istmeños que hablaban de libertad. Muchos se escondieron y otros guardaron silencio. El jefe del Cuartel, que creyó encontrar en Rufina su amor, le permitía la entrada al recinto para conversar, pero ella aprovechaba estos encuentros para obtener información. Ella sentía simpatía por el soldado, relata Horacio Moreno, en la Revista Lotería, sin embargo, ahogó sus sentimientos en busca de la libertad de su pueblo. Siguiendo instrucciones de los que preparaban la gesta, les advirtió que los soldados españoles estaban limpiando las armas y Rufina en vez de salir a vender como era su costumbre, se unió con los improvisados soldados de su pueblo, encabezando una marcha en la que gritaba "Viva la Libertad". Se tomaron el Cuartel con piedra y palos; las armas quedaron en manos del pueblo y al amanecer del día 10 de noviembre de 1821, ya habían conseguido la ansiada libertad, sin derramar ni una sola gota de sangre. (Fuente: El Panamá América. 10 de nov. de 1996.)

Hay quienes defienden que existió y quienes hablan de que fue producto de la imaginación popular. Incorporamos dos artículos periodísticos en uno y otro sentido. El debate ha llegado incluso al parlamento de este país, pero lo cierto es que forma parte ya de la historia de Panamá.


No hay pruebas que Rufina Alfaro existió

Por Gilberto J. Medina. Abogado e investigador. Publicado en El Panamá América

Es preciso aclarar históricamente y legalmente, que el territorio con el cual se formó el Estado de Panamá, por acto adicional de la Constitución Granadina en 1855, transformado en la Constitución del Estado Soberano de Panamá, Constitución de 1875, se dividía el territorio en el Distrito Capital, Panamá y los Departamentos de Coclé, Colón, Chiriquí, Panamá, Los Santos, Veraguas. Posteriormente, en 1886, se transformó en Departamento de Panamá, con sus islas y territorio continental e insular que adjudicó a Colombia el laudo pronunciado el 11 de septiembre de 1900 por el Presidente de Francia.

De acuerdo con Mariano Arosemena, el 20 de noviembre de 1821, apareció un movimiento proclamando su independencia y el Gobernador convocó una junta de autoridades, empleados de alto carácter en el orden público en la Villa de Los Santos. Posteriormente se formó dos o más sociedades patrióticas. En "El Mercurio", publicación de dos días a la semana, aparece un acta preliminar de la Transformación del Istmo de 20 de noviembre de 1821.

No aparece ni con Mariano Arosemena, ni en la publicación de "El Mercurio", el nombre de Rufina Alfaro. Asimismo, Ernesto J. Nicolau, en el "El Grito de la Villa", uno de los más importantes libros sobre Los Santos, el nombre de Rufina Alfaro no está estampado, ni como ayudante de ningún género, ni como patriota, ni es mencionada en absoluto en el movimiento de independencia o separación de España. En ningún otro pueblo que confirma su independencia o separación, no menciona a Rufina Alfaro. En el Informe de La Academia Panameña de la Historia sobre el Grito de la Libertad de los vecinos de Los Santos y Las Tablas, y demás pronunciaciones de la separación de Panamá de España, no mencionan, tampoco, a Rufina Alfaro. La fecha del documento: 2 de noviembre de 1960.

En un documento del Instituto Nacional de Cultura y Deportes y Dirección de Patrimonio Histórico, sobre el 28 de noviembre de 1821, impreso en 1973, no se menciona a Rufina Alfaro. En el nuevo orden provincial, efectuado en la Ley 17 de 18 de enero de 1915 en Panamá, sobre Los Santos y Decreto 39 de marzo 2, 1915, y en la Ceremonia de la Inauguración de la Provincia de Los Santos, 13 de marzo, 1915, ni en discurso al respecto por el primer Gobernador del área, Don Moisés Espino, Marzo 13, 1915, no se menciona a Rufina Alfaro. La investigación ganadora del concurso patrocinado por la ESSO, 1979, escrito de Celestino Andrés Araúz, sobre la Independencia de Panamá en 1821: Antecedentes, balances y proyecciones, no menciona a Rufina Alfaro, teniendo el libro muchos documentos históricos.

Existen personas que han escrito artículos mencionando a Rufina Alfaro, pero ni aportan pruebas reales históricas-legales sobre su nacimiento, ni dicen dónde están los documentos de la real existencia de la misma. Mencionan algunos sobre sus hermanos, padres y cómo era ella físicamente, sin decir sobre documentos reales y auténticos de ella.

Ernesto J. Castillero R., en escritos de La Lotería No. 80, Enero de 1948, págs. 28-30, menciona entre otras, "...La leyenda ha conservado la tradición oral su humilde personalidad de pobre campesina..." Menciona de leyenda, no de veracidad con prueba auténticas. Y de esa forma, he podido encontrar escritos que mencionan a Rufina Alfaro en periódicos, pero jamás un documento auténtico de ella misma, ni papel que señale sobre su nacimiento, en mis investigaciones legales, e históricas, ni en Panamá, ni en Colombia, ni en España, ni en los Estados Unidos de Norte América. En ninguna de las más importantes bibliotecas o archivos del mundo, que he ido, estado o investigado sobre Panamá, no he visto un documento que pruebe su existencia en esa época de 28 de noviembre de 1821.

Asimismo, en ningún escrito e impresión de las cinco o seis copias del Acta de Independencia o Separación de Panamá de España en 1821, y donde se menciona a los próceres o personas que participaron en el evento de 1821, se refieren a Rufina Alfaro. Ese tema y muchos otros, han distorsionado nuestro pasado, habiendo escritos en periódicos, en la Revista Lotería y del Ministerio de Educación, donde distorsionan la historia de Panamá.

En la Biblioteca Nacional en el antiguo Golf, San Francisco, ni en la Biblioteca Bolívar de la Universidad de Panamá, u otras, existe documento que pruebe que Rufina Alfaro existió, siendo una leyenda que personas admiran y aprenden sin ser cierto. No hay acta de nacimiento, ni constancia escrita que nació tal día, mes, año, quiénes fueron sus padres ni la hora de su nacimiento. Es sabido que antiguamente las iglesias tenían constancia de nacimientos. No existe. En gobernaciones u otras oficinas también escribían el nacimiento o existencia de las personas para llevar constancia de propiedad, herencia u otros actos que involucraran personas. No existe sobre Rufina Alfaro, sólo un rumor o leyenda falso.

Hago un llamado a los reales historiadores e investigadores, para que cuando publiquen un escrito, se ubiquen en pruebas orginales o copias autenticadas de oficinas con las originales, o en Panamá continuará la tradición de aprobar errores históricos falsos.


Rufina Alfaro existió y fue una valerosa mujer

Por Carlos Anel Cordero. Publicado en El Panamá América

El legislador Felipe Cano rechazó ayer los planteamientos hechos por el historiador Gilberto Medina, con respecto a la existencia de la "heroína" santeña Rufina Alfaro e insistió en que ésta fue una valerosa mujer santeña que tuvo una participación definitiva en la gesta independentista.

Cano dijo que la historia ha sido "injusta" con Rufina Alfaro y a pesar de que no se le ha dado el espacio que le corresponde, hay pruebas que ella existió y además sigue viva en la mente de los panameños que la recuerdan.

El legislador cuestionó a Medina por señalar que Rufina Alfaro fue una leyenda o parte de una historia, argumento con el cual él no puede estar de acuerdo para nada, ya que es totalmente falso.

Según el legislador, Rufina Alfaro fue una hermosa campesina que nació en la comunidad de Las Peñas en La Villa de Los Santos, el 4 de octubre de 1804 y que participó en el movimiento de Independencia de Panamá de España apenas a la edad de 17 años, era una mujer blanca, rojiza y simpática, una campesina humilde.

Cano dijo que a la heroína santeña no se le ha dado el lugar que se merece en la historia primero por ser mujer, además por ser una campesina humilde y por no formar parte de los grupos poderosamente económicos de la época de la colonia española.

Indicó que él puede presentar documentos de esta época, los cuales registran los actores de la historia en La Villa de Los Santos, Macaracas, Las Tablas, Parita, Natá de Los Caballeros, San Francisco de Veraguas y muchos otros poblados del área en los cuales, sólo aparecen ciudadanos varones.

Rufina Alfaro, explicó Cano, mantenía una relación sentimental con un capitán español y por esa razón tenía acceso al cuartel, lo cual le permitió informar a los santeños de las condiciones de las armas y el estado anímico de los soldados, lo cual fue fundamental para que el pueblo se tomara esta instalación militar y concretizara su deseo de ser libre.

La heroína santeña, no conocía el significado de palabras como libertad, democracia y otros términos complicados porque era una mujer humilde con poca cultura, pero tenía un gran sentimiento de solidaridad y deseos de ser libre lo cual la motivó a participar en el movimiento de independencia, acotó el legislador. 

 

 
 
© 2009 Antonio Alfaro de Prado. La página de los Alfaro fue iniciada el 1 de septiembre de 1997.
This is a Genealogy site.