Secciones

Translate this page!

Fernando Alfaro, el héroe de Patagones PDF Imprimir E-mail
Escrito por Antonio Alfaro de Prado   
Lunes, 16 de Febrero de 2009 18:51
Genealogía de Fernando Alfaro (1791-1859)

I. Manuel de Alfaro, natural de Sevilla, de quien hemos registrado su genealogía en la página de los Alfaro de Sevilla. Pasó a la Argentina tras acreditar en 1777 su hidalguía y soltería mediante documento notarial. Llegado a Buenos Aires, poco después ejerció el cargo de Contador de la Real Renta de Tabacos de Córdoba. Casó con María Dolores Maciel, natural de Santa Fe, hija del Maestre de Campo General Joaquín Maciel y Lacoizqueta, Teniente Gobernador de Santa Fe y la chilena Isidora Fernández de Valdivieso. Fueron padres de:

a) Manuel Isidoro de los Dolores Alfaro, bautizado en la Catedral de Córdoba el 5 de abril de 1789.
b) Dolores Alfaro, casada en Buenos Aires en 1809 con Mariano de Vera Múxica, santafecino, hermano de Bernardo, autor del himno nacional chileno. Tuvieron como única hija a Teodora Vera y Alfaro, casada con Cosme Madariaga Gálvez, con descendencia.
c)
Fernando Alfaro, que sigue
d) Julián Alfaro, bautizado en Córdoba el 28/1/1793.
e)
María del Carmen Alfaro, bautizada igualmente en la Catedral de Córdoba el 30/7/1794. Casó el 10 de agosto de 1819, con el coronel D. José María Wenceslao Torres Mascareñas.Tuvieron, al menos, tres hijos, Fernando, apadrinado por su tío materno D. Fernando Alfaro, Dolores, casada con Justo Maeso y una tercera que casó con Lino de la Torre.
f)
María Concepción Alfaro, bautizada en Córdoba el 17/12/1795.

II. Fernando Alfaro, nacido el 29 de mayo de 1791 en Buenos Aires, siendo bautizado en la Iglesia Catedral con los nombres de Fernando Máximo. Sabemos que en 1821 residía en Carmen de Patagones, donde fue hacendado, juez de paz e ilustre defensor ante la invasión brasileña, como se comentará por extenso. Posteriormente se estableció en San Isidro, en 1832 ya se documenta que poseía dos casas de material, con tienda, almacén y fábrica de jabón y velas y una carreta con cuatro bueyes. Casó en San Isidro el 11 de octubre de 1844 con Cecilia Muñoz, hija de Manuel Muñoz y Ventura Marcó. Entre septiembre de 1852 a abril de 1854 fue diputado a la Cámara de Representantes de la Provincia por el Partido Liberal. En 1859 era Prefecto de Policía, con sede en San Vicente (provincia de Buenos Aires), siendo depuesto y reemplazado por Coriolano Márquez, quien lo detuvo y parece ser que ordenó su fusilamiento, cerca de Quilmes. Fue masón, alcanzando el grado de maestría en 1857. En este municipio nacieron y se bautizaron sus hijos:

       a) Fernando Máximo Ireneo del Corazón de Jesús Alfaro, que nació el 26 de agosto de 1845, bautizado el 16 de octubre de ese año. Destacado vecino de San Isidro, donde fue intendente en 1893, en su memoria se denomina una calle de esta localidad "Intendente Alfaro". Falleció en 1922. Había casado con Jacoba Otálora Blanco, padres de: I) Dª Ventura, fallecida en 1922 y II) Mª Micaela, fallecida soltera en 1971.
       b) Cecilia Ana del Corazón de Jesús Alfaro, nació el 26 de julio de 1847, bautizada el 14 de septiembre de aquel año. Fallecida en 1910.
       c) Manuela Joaquina Alfaro, nació el 20 de agosto de 1854, bautizada el 1 de abril de 1855. Falleció soltera a los 90 años de edad en 1944.
       d) Alejandro Gabriel Alfaro que nació el 21 de marzo de 1857, bautizado el 25 de febrero de 1859.

Fuentes: Artículo de D. Bernardo Lozier Almazán "Reseña Histórica del Partido de San Isidro", reproducido a continuación. Datos parroquiales inéditos proporcionados por D. Roberto de Alfaro. Discurso de D. Pedro Llorens al descubrirse una placa conmemorativa de la primera municipalidad de S.Isidro, 1971. Artículo "Los orígenes familiares de Fernando Alfaro", de Fernando Madero, Revista del Instituto Municipal de San Isidro.
En el año 2004 se ha publicado "Fernando Alfaro y la historia de una casa" por D. Bernardo Lozier Almazán, que recoge extensamente la filiación y biografía de este personaje, ofreciendo nuevos datos y sistematizando los ya conocidos.

Fernando Alfaro, héroe argentino del siglo XIX

Imágenes y textos remitidos por Orfilio Jorge Alfaro desde Villa Ballester, Buenos Aires.

            En esta página queremos recordar la figura de D. Fernando Alfaro, un argentino que tuvo dos facetas singulares en su vida; en su juventud fue un destacado defensor de la Patagonia y posteriormente se convirtió en el primer presidente de la municipalidad de San Isidro y fue uno de los más destacados y recordados patricios, siendo fusilado por sus ideas políticas.

Fernando Alfaro, héroe de Carmen de Patagones

Pocos datos tenemos de este hecho, aunque sabemos que por su actividad comercial viajó a Rio Negro, donde fundó un establecimiento ganadero, la Estancia de Alfaro, en Bahía San Blas, en el lugar llamado Paso Seco, un lugar transitable que unía tierra firme con la isla, siendo ésta un corral natural para sus ovejas.

Allí fue juez de paz de Patagones durante muchos años. Esta función desempeñaba cuando al mando de una partida armada rindió la fuerza de desembarco brasileña capitaneada por el teniente Anderson, en diciembre de 1825, actuando en 1827 heroicamente en el combate del cerro de la Caballada. Su recuerdo se conserva en Carmen de Patagones y en las obras que sobre estos hechos se han escrito.


Retrato de Fernando Alfaro al óleo existente
en el Museo Histórico Regional Municipal
Francisco de Viedma, de Carmen de Patagones


Lápida conmemorativa de los hechos

En estas páginas es posible encontrar un relato extenso de la invasión brasileña y de la participación de Fernando Alfaro:

Los sucesos del 7 de marzo de 1827

El 7 de marzo en Patagones

Fuente: La gesta de Patagones, por el coronel Isaías José García Enciso, Ed. Dirección de Estudios Históricos del Ejército. Buenos Aires, 1968.


Fernando Alfaro
Datos biográficos tomados del libro "Reseña Histórica del Partido de San Isidro",
obra de D.Bernardo P. Lozier Almazán. Ed. Las Lomas. San Isidro (Argentina), 1986.

El 4 de junio de 1791 fue llevado a la pila bautismal de la Iglesia Catedral de Buenos Aires un párvulo apellidado Alfaro nacido el 29 de mayo, al que le fueron impuestos los nombres de Fernando Máximo, recibiendo las sacramentales aguas en brazos de sus padrinos Nicolás del Campo y Juana Maciel (29).

Sus padres fueron el sevillano Manuel Alfaro y la criolla María Dolores Maciel natural de Santa Fe (30), descendiente de los fundadores Jerónimo Luis de Cabrera, Hernandarias y por ende también de Juan de Graray.

Con estos antecedentes tan relevantes arribó a este mundo quien con lo años fuera el primer Presidente Municipal de San Isidro. Respecto a sus padrinos espirituales podemos agregar que Nicolás del Campo era casado con Juana Maciel, por tanto tíos maternos del recién nacido, por cuanto ésta última era hermana de María Dolores Maciel; así resultó que nuestro Fernando Alfaro era primo en segundo grado de "Anastasio el Pollo" alias de Estanislao del Campo, autor del "Fausto" criollo.

Poco sabemos de sus andanzas juveniles aunque nos consta que a poco de nacer su familia se estableció en Córdoba, pudiéndoselo ubicar nuevamente a partir de 1821 cuando se establece en Carmen de Patagones y en Bahía de San Blas, donde poseía tierras dedicadas a la explotación ganadera (31).

En 1825 llegó a desempeñar el cargo de Juez de Paz en Carmen de Patagones, tocándole empuñar las armas a las órdenes de Martín Lacarra para defender aquel puerto de la voracidad lusitana, participando del glorioso triunfo obtenido el 7 de marzo de 1827, cuando se rindieron los 600 brasileños que intentaron ocupar aquella plaza.

Algunos autores sostienen que Alfaro se estableció brevemente en Brasil, aunque no se dispone de mayores testimonios sobre el particular. Lo cierto es que Alfaro -según nos lo relata Llorens- ya residía en San Isidro por el año 1833, siendo propietario de dos casas de material, con comercio de tienda, almacén y fábrica de jabón y velas, haciendo acarreo de leña a los Santos Lugares en una carreta de cuatro bueyes de su propiedad.

Durante la época federal, el Juez de Paz Genaro Eustaquio Rua elevó a la consideración del Gobernador la terna de candidatos propuestos para desempeñar ese cargo a partir de 1846, pudiéndose observar en la presentación efectuada el 18 de noviembre de 1845 que Fernando Alfaro figura con los siguientes datos de filiación:

             Federal ciudadano: Dn. Fernando Alfaro.
             Domicilio: En el pueblo de San Isidro.
             Estado. Casado (32).
             Edad: Cincuenta años (33).
             Exercicio: Comerciante.
             Capital: Cuarenta mil pesos.
             Aptitud: Las mejores.
             Es federal decidido y ha prestado servicios con su persona a la Sagrada Causa de la Federación, hace trece años está avecindado en este partido. (34)

No obstante estos antecedentes que lo calificaban como federal fervoroso, don Juan Manuel de Rosas no compartió tal opinión (nosotros tampoco), ya que optó por designar nuevamente a Victorino José de Escalada que ya lo había sido en tres oportunidades, demostrando eficacia en el empeño.

Alfaro debió esperar a la caída de Rosas para satisfacer sus ambiciones políticas, así fue como desde septiembre de 1852 a abril de 1854 ocupó la banca de diputado por el partido Liberal en la Cámara de Representantes de la Provincia. Dos años después con motivo de la Ley de Creación de las Municipalidades (35), se reunieron en la casa de Alfaro los destacados vecinos, Benigno Velázquez, Félix Ballester, el presbítero Carlos Palomar, Miguel Polero y Victorino J. de Escalada, para proceder a la elección de las nuevas autoridades, según lo disponía la nueva Ley. De aquel cónclave resultó electo, como primer Presidente de la Municipalidad, el propio dueño de la casa, Fernando Alfaro quien anunció la novedad a los vecinos congregados en la plaza, frente a su propiedad (36), que hicieron festejar el feliz acontecimiento con un prolongado repique de campanas del antiguo templo parroquial.

Volvemos a encontrarlo a Fernando Alfaro en 1859, cuando se desempeñaba como Prefecto de la Policía en el pueblo de San Vicente hasta que, después de Cepeda, Urquiza ya dueño de la situación ordenó el reemplazo de los prefectos, disposición que alcanzó a nuestro personaje siendo sustituido por Coroliano Márquez, sujeto de pésimos antecedentes.

Fernando Alfaro, adicto al mitrismo, pronto fue perseguido por las nuevas autoridades, razón por la cual viendo peligrar su vida resolvió embarcarse en las playas de Quilmes con rumbo a Colonia en la vecina orilla. Alfaro no pudo cumplir su cometido, el mismo Coroliano Márquez le dió alcance en las cercanías de Quilmes, siendo fusilado el 9 de noviembre de 1859 (37), junto con sus cuatro desventurados compañeros: Camilo Rodríguez (38), Adolfo Chueco (39), Pedro Esquivel (40) y Felipe Olivera (41), quienes fueron sepultados cuatro días después, el 13 de noviembre en el "Cementerio General", previa licencia del cura párroco que asentó en cada una de las partidas de defunción la lúgubre frase: "que fue asesinado en el campo".

Así terminó sus días el distinguido vecino de San Isidro y primer Presidente de la Municipalidad, don Fernando Máximo Alfaro cuya imagen quedó perpetuada en una espléndida miniatura pintada por el prestigioso retratista francés Jean Philippe Goulú (42).

Fernando Alfaro había contraído matrimonio en San Isidro el 11 de octubre de 1844 (43) con Cecilia Muñoz, hija de Manuel Muñoz y Ventura Marcó.

Después de la trágica muerte de Alfaro su viuda, Cecilia Muñoz, inició la sucesión de los bienes matrimoniales (44) por cuanto "es de pública notoriedad que mi esposo fue bárbaramente asesinado (...) dejando cuatro hijos menores".

Revisando los archivos parroquiales hemos podido comprobar que los cuatro vástagos de este matrimonio nacieron en San Isidro: 1º) Fernando Máximo Ireneo del Corazón de Jesús Alfaro, que nació el 26 de agosto de 1845, siendo bautizado el 16 de octubre de 1845 (45). Caracterizado vecino de San Isidro, fue intendente en 1893. 2º) Cecilia Ana del Corazón de Jesús Alfaro, nació el 26 de julio de 1847, siendo bautizada el 14 de septiembre de aquel año (46). 3º) Manuela Joaquina Alfaro, nació el 20 de agosto de 1854, bautizada el 1 de abril de 1855 (47) y 4º) Alejandro Gabriel Alfaro que nació el 21 de marzo de 1857, siendo bautizado el 25 de febrero de 1859 (48).

La testamentaría de Fernando Alfaro nos ha permitido ubicar exactamente las propiedades que tenía en este partido, como así también algunos aspectos interesantes surgidos de sus subasta, por tratarse de tierras que todavía seguían perteneciendo al Santo.

En efecto, el 10 de agosto de 1864, Cecilia Muñoz de Alfaro declara los siguientes bienes; "En primer lugar una casa situada en el Pueblo de San Isidro con frente a la Plaza; otra formando esquina a dicha plaza y a la calle de Maipú; otra idem, contigua calle de Maipú; otra idem, calle de Ituzaingo. Finalmente unos terrenos situados en la bahía de San Blas, partido de Bahía Blanca, cuyos títulos en estos momentos se me han traspapelado".

Con posterioridad, en la edición de 21 de octubre de 1864, el diario La Tribuna, anunciaba el remate judicial de la "cuatro fincas pertenecientes a la testamentaría del finado D.Fernando Alfaro, divididas en los cuatro lotes siguientes":

    "Lote nº 1: Una casa calle de Ituzaingo formando ángulo de esquina a la calle de Maipú, con 27 varas de frente al este y 27 de fondo al oeste"
    "Lote nº 2: Una casa en la calle de Maipú formando ángulo de esquina a la calle del General Brown con 18 1/2 varas de frente al norte por 35 varas de fondo al sud".
    "Lote nº 3: Una casa calle de Ituzaingo con frente también a la calle del General Brown, con 21 varas de frente al este y 27 de fondo al oeste, previniéndose que tiene un martillo a su favor compuesto de 10 varas de frente al este por 21 de fondo con frente también a la calle del General Brown".
    "Lote nº 4: Una casa en la calle de Ituzaingo con frente también a la calle del General Brown con 20 1/2 varas de frente al este y 53 1/2 de fondo".

Realizada la pública subasta el 30 de octubre de 1864, resultaron compradores: del lote nº1 don Francisco Haedo, por la suma de 55.000 pesos y del nº 4 "el Sr. Juez de Paz de San Isidro para Juzgado, pagando la suma de 43.000 pesos".

No había pasado un mes de aquel remate cuando, el 19 de noviembre de 1864, Francisco Haedo notificó al Juez de Primera Instancia que "con sorpresa ha llegado a mi noticia que lo vendido no es propiedad, en cuanto al terreno, sino acciones posesorias, mediante a que aquel (terreno9 es de las (propiedades) conocidas por del Santo", por lo que, con la supuesta contrariedad del caso, solicita que se proceda a otorgarle la posesión del bien adquirido.
----------
Notas:

29- La Merced. Libro de baut. nº 17, f.15. Justo y oportuno es reconocer que el hallazgo de esta partida bautismal se le debe a Fernando M. Madero, quien de esta manera desacreditó la sostenida hipótesis que le adjudicaba natalidad cordobesa. Cfr. Madero, Fernando M.: Los orígenes familiares de Fernando Alfaro. Revista del Instituto Histórico Municipal de San Isidro, tomo VI, 1983, pp.47-49.
30- Nacida el 29 de septiembre de 1760, hija del Maestre de Campo General Joaquín Maciel y Lacoizqueta, Teniente Gobernador de Santa Fe y la chilena Isidora Fernández de Valdivieso.
31- Llorens, Pedro: Revista del Instituto Histórico Municipal de San Isidro, nº 3, año 1978. Los datos fundamentales de este esbozo biográfico fueron tomados de un trabajo publicado por don Pedro Llorens con el título de Don Fernando de Alfaro 1795-1859, debiéndosele reconocer el hallazgo de importantes antecedentes que hacen a su historia.
32- Sabemos que nació en Buenos Aires, aunque residió en Córdoba de temprana edad.
33-Según su acta bautismal tenía 54 años de edad.
34- Dato que testimonia su vecindad en San Isidro desde 1833.
35- Biblioteca del Congreso Nacional. Registro Oficial de Bs.As. Decreto Ley del 22-11-1855
36- Esta propiedad todavía en pie con algunas modificaciones está situada en la esquina de la Avda. Libertador Gral. San Martín y la calle Ituzaingo, formando parte de la manzana sede de la Municipalidad.
37-Parroquia de la Exaltación de la Cruz de los Quilmes. Archivo, libro de defunciones 1859, partida nº 116.
38-Idem. Partida nº115
39-Ibidem. Partida nº 117
40-Ibidem. Partida nº 118
41-Ibidem. Partida nº119.
42- Llegó a Buenos Aires en 1824 residiendo hasta su fallecimiento ocurrido en 1853.
43- Archivo Parroquial de San Isidro. Libro de matrimonios 1º,f.154.
44- A.G.N. Sucesiones Leg. Nº 3529
45- Archivo Parroquial de San Isidro. Libro de baut. nº11,f.10
46- Idem. Libro de baut. nº 11, f.32
47- Ibidem. Libro de baut.nº 11,f.144
48- Ibidem. Libro de baut. nº12,f.35


 
© 2009 Antonio Alfaro de Prado. La página de los Alfaro fue iniciada el 1 de septiembre de 1997.
This is a Genealogy site.