Los Sánchez de Alfaro Imprimir
Escrito por Antonio Alfaro de Prado   
Lunes, 16 de Febrero de 2009 18:41
 
  Sánchez de Alfaro                    

Artículo publicado en "Armería y Nobiliario de los Reinos Españoles", Ediciones Hidalguía, Tomo III.

SÁNCHEZ DE ALFARO

De la tierra de Yanguas (Soria) y Rioja.

Armas.- De oro, un león de sable, armado de gules.

  Los Sánchez o Sáenz de Alfaro, arraigados en la tierra de Yanguas y regiones vecinas, desde muy antiguo figuran con cargos honoríficos y notoria hidalguía. En 1480 la Reina Isabel nombraba al bachiller Diego Sánchez de Alfaro uno de los lugartenientes del corregidor de la merindad de Trasmiera (Reg. Gen. del Sello, III, número 903). Este mismo año, los Reyes Católicos habían legitimado a Pedro de Alfaro, hijo de Ortuño Sánchez de Alfaro (ibídem, núm. 256). En 20 de marzo de 1484 dio el Real Consejo de Castilla una provisión para que se guardara en el Concejo de Cervera la hidalguía de Martín Sánchez de Alfaro, vecino de Alfaro (ibíd. núm. 2.649), quien poco antes, como vecino de aquella villa, había obtenido un seguro contra el Conde de Aguilar (ibídem núm. 2.439). En la Real Chancillería de Valladolid litigaron su hidalguía en 1532 varias ramas de esta familia: Juan, Diego y Martín de Alfaro, vecinos de Yanguas, hijos de Diego Sánchez de Alfaro y Honorata Sánchez, nietos de Diego Sánchez de Alfaro y Catalina Sánchez; Juan y Miguel de Alfaro, vecinos de La Cuesta (aldea de Yanguas), hijos de Antonio Sánchez de Alfaro y María Sánchez, nietos de Miguel Sáenz de Alfaro y Catalina Sáenz; Juan y Pedro Sánchez Hidalgo de Alfaro. vecinos también de Yanguas.  

Una línea de este linaje radicó en Sevilla: Francisco de Alfaro casó allí, a mediados del siglo XV, con Catalina Martínez de Montoya. Fue jurado de Sevilla y padre de Garci Sánchez de Alfaro, que casó hacia 1460 con Aldara Bravo de Lagunas, hija del alcaide de Gibraleón, Sancho Bravo de Lagunas, y de Catalina Rodríguez. Fue hijo de Garci Sánchez de Alfaro y de Aldara Bravo otro Sancho Bravo de Lagunas, gentilhombre del Emperador Carlos, caballero de la Orden de Alcántara (1531) y comendador de Peraleda, padre a su vez de Luis Bravo de Lagunas, comendador de los Hornos en la Orden de Alcántara y comisario de Infantería española y abuelo de don Sancho Bravo de Acuña, comendador de Quintana en la misma Orden militar, todos del linaje de Sánchez de Alfaro por varonía, como dejamos dicho. Bartolomé de Alfaro, nieto del Francisco de Alfaro, tronco de esta línea, fue jurado de la ciudad de Sevilla. Parece que perteneció a esta rama don José Sánchez de Berrozpe, vecino de Sevilla, quien litigó su hidalguía ante el Real Consejo de Navarra en 1663, probando su descendencia de los Sánchez de Alfaro. En la probanza se describen las armas de este linaje: de oro, un león de sable armado de gules, por lo que algún autor las ha atribuido erróneamente al linaje tudelano de Berrozpe. Probablemente fue deuda de este don José doña Juana Sáenz (Sánchez) de Berrozpe, casada en Tudela con Charles Pasquier de Agorreta, señor de Barillas, hermana de don Belenguer de Berrozpe, gran prior de la Orden de San Juan en Navarra.

Las armas de los Alfaro de Arnedo constan en la información de los caballeros de San Juan (1664) don José y don Martín Ximenez Navarro, hijos de doña Ana María de Alfaro y Medrano, y son: de oro, dos palos de gules; la banda brochante, de oro, cargada de tres leones al natural; la bordura, de gules, cargada de doce aspas de oro. Esta armería parece una combinación de las armas ya descritas, con las que algunos autores atribuyen al linaje de Alfaro, que suponen proveniente de los Condes de Barcelona.

La genealogía de la rama que nos ocupa comienza en:  

I. Garci Sánchez de Alfaro, señor de Quel (Rioja) en los primeros años del siglo XV. Según parece, lo había adquirido de dona Leonor Téllez de Meneses por 7.500 florines de oro. Este señorío comprendía los dos barrios, el de Suso y el de Yuso de que se compone la villa de Quel, el castillo que la domina y la aldea contigua de Ordoyo.   Estuvo casado Garci Sánchez con Mari Rodríguez, y fue su hijo:

II. Garci Sánchez de Alfaro, señor de Quel. Contrajo matrimonio con doña Marina de Peralta, señora de Fontellas, hija única de Morán Martín de Peralta, chanciller mayor de Navarra, y
de su segunda mujer, doña Leonor Téllez de Meneses, y nieta de Mosén Pierres de Peralta, ricohombre de Navarra. Los contratos matrimoniales y el acta de desposorio se firmaron en 15 de junio de 1471 en la huerta de Cintruénigo (Navarra), por testimonio de Sancho Lezcano, vecino de Arguedas, por Garci Sánchez y Mosén Pierres de Peralta, señor de Murillo, hermano mayor de doña Marina. Partieron las comitivas de Quel y Tudela, para encontrarse hacia la mitad del camino. En 18 de diciembre del mismo año Mosén Pierres hizo pleito homenaje, en manos de Garci Sánchez de Alfaro, mayor, de respetar la pacífica posesión de Fontellas por Garci Sánchez y doña Marina, su mujer. La escritura está fechada "en la Cañada de Niencebas, en un cabezo".  
Los señores de Quel cobraban castillería y otros derechos sobre los ganados que transitaban por su villa y fortaleza. En 1484 Garci Sánchez tuvo ciertas cuestiones con algunos vecinos sobre estos pechos (Reg. Gen. del Sello, III, núm. 2.201).   De este primer matrimonio de Garci Sánchez nació únicamente :  

1. Doña Bernardina de Peralta, señora de Fontellas, de Quel de Suso y Ordoyo, que casó con Antonio de Gante, en cuyo linaje se incorporaron estos señoríos. Su descendencia puede verse en "Hidalguía", núm. 7, pág. 491.

Garci Sánchez de Alfaro contrajo segundas nupcias con doña Isabel de Zúñiga, de la casa de los Condes de Nieva. De este enlace nació:  

2. Garci Sánchez de Alfaro, continuador del linaje. En su testamento dispuso Garci Sánchez que su hijo varón heredase dos terceras partes de la villa de Quel y su castillo, y el tercio restante, con el lugar de Ordoyo, su hija doña Bernardina de Peralta.

III. Garci Sánchez de Alfaro, señor de Quel de Yuso. Siendo menor, litigó en Valladolid (1518) contra su cuñado Antonio de Gante sobre la posesión de Quel, lo que originó grandes enemis-
tades entre las familias de ambos señores de Quel, que tuvieron trágica consecuencia, como veremos.  
Casó Garci Sánchez con doña Catalina de Mendoza, Luna y Zúñiga, de la casa de Almazán. Fue su hija y heredera:  

IV. Doña Isabel de Zúñiga y Alfaro, señora de Quel de Yuso, quien tomó el nombre de su abuela paterna, según una extendida costumbre. Casó con Pedro Díaz de la Mota, regidor perpetuo de Burgos, hijo de Diego de Bernuy Dávila, señor de Zumel y su torre, de la casa fuerte de Tomillos y del estado de Benamejí, y de doña Isabel Orense de la Mota. Este Pedro Díaz mató en 1548 a Francisco de Gante y Peralta, su primo, señor de Quel de Suso, a consecuencia de las antiguas desavenencias entre ambas familias. Sus hijos fueron:  

1. Don Francisco de Zúñiga, canónigo de Palencia.  
2. Doña N., religiosa en Valladolid.  
3. Doña Isabel de la Mota, esposa de Alvaro de Luna y Tovar, de la casa de Fuentidueña.
4. Don Juan Alonso de la Mota y Bernuy, cuya descendencia puede verse en la Enciclopedia Heráldico-Genealógica de A. García Caraffa, t. XVI, pág. 105.


Bibliografía.—A. H, N. Ordenes Militaras, expedientes citados.Real Chancilleria de Valladolid. Sala de Hijosdalgo, pleitos citados.Memorial Ajustado del pleito que en la Real Corte litiga don Diego de Gante... Pamplona, 1760.

Faustino Menéndez-Pidal